ARTNOVELA :: Editorial y Librería virtual

La importancia de ciertas preguntas: dónde puedo publicar un libro, pasos para publicar un libro, consejos para publicar un libro, cómo publicar un libro en español, cómo publicar una novela, consejos para escritores, ediciones de autor, proceso de edición de libros. Estos temas, para aquellos autores interesados en publicar, reflejan el estado de la industria editorial y las posibilidades de llegar a la publicación de un libro. Inciden aspectos importantes como: la novela histórica en América Latina, la escritura de ficción, libros editados en idioma español, tesis de grado en lengua española, temas de tesis y otras cuestiones que hacen a la actividad de publicar libros.


ARTNOVELA :: Editorial y Librería virtual
La página que ha llamado ha caducado. Lo enviaremos a la página principal.

    Página de César Vallejo







      Epístola a los transeúntes

      REANUDO mi día de conejo 
      mi noche de elefante en descanso. 

      Y, entre mi, digo: 
      ésta es mi inmensidad en bruto, a cántaros 
      éste es mi grato peso, 
      que me buscará abajo para pájaro 
      éste es mi brazo 
      que por su cuenta rehusó ser ala, 
      éstas son mis sagradas escrituras, 
      éstos mis alarmados campeones. 

      Lúgubre isla me alumbrará continental, 
      mientras el capitolio se apoye en mi íntimo derrumbe 
      y la asamblea en lanzas clausure mi desfile. 

      Pero cuando yo muera 
      de vida y no de tiempo, 
      cuando lleguen a dos mis dos maletas, 
      éste ha de ser mi estómago en que cupo mi lámpara en pedazos, 
      ésta aquella cabeza que expió los tormentos del círculo en mis pasos, 
      éstos esos gusanos que el corazón contó por unidades, 
      éste ha de ser mi cuerpo solidario 
      por el que vela el alma individual; éste ha de ser 
      mi ombligo en que maté mis piojos natos, 
      ésta mi cosa cosa, mi cosa tremebunda. 

      En tanto, convulsiva, ásperamente 
      convalece mi freno, 
      sufriendo como sufro del lenguaje directo del león; 
      y, puesto que he existido entre dos potestades de ladrillo, 
      convalezco yo mismo, sonriendo de mis labios.



      Deshojación sagrada

      Luna! Corona de una testa inmensa, 
      que te vas deshojando en sombras gualdas! 
      Roja corona de un Jesús que piensa 
      trágicamente dulce de esmeraldas! 

      Luna! Alocado corazón celeste 
      ¿por qué bogas así, dentro de copa 
      llena de vino azul, hacia el oeste, 
      cual derrotada y dolorida popa? 

      Luna! Y a fuerza de volar en vano, 
      te holocaustas en ópalos dispersos: 
      tú eres tal vez mi corazón gitano 
      que vaga en el azul llorando versos!...



      La rueda del hambriento

      POR entre mis propios dientes salgo humeando, 
      dando voces, pujando, 
      bajándome los pantalones... 
      Vaca mi estómago, vaca mi yeyuno, 
      la miseria me saca por entre mis propios dientes, 
      cogido con un palito por el puño de la camisa. 

      Una piedra en que sentarme 
      ¿no habrá ahora para mi? 
      Aún aquella piedra en que tropieza la mujer que ha dado a luz, 
      la madre del cordero, la causa, la raíz, 
      ¿ésa no habrá ahora para mi? 
      ¡Siquiera aquella otra, 
      que ha pasado agachándose por mi alma! 
      Siquiera 
      la calcárida o la mala (humilde océano) 
      o la que ya no sirve ni para ser tirada contra el hombre 
      ésa dádmela ahora para mí! 

      Siquiera la que hallaren atravesada y sola en un insulto, 
      ésa dádmela ahora para mí! 
      Siquiera la torcida y coronada, en que resuena 
      solamente una vez el andar de las rectas conciencias, 
      o, al menos, esa otra, que arrojada en digna curva, 
      va a caer por sí misma, 
      en profesión de entraña verdadera, 
      ¡ésa dádmela ahora para mí! 

      Un pedazo de pan, tampoco habrá para mí? 
      Ya no más he de ser lo que siempre he de ser, 
      pero dadme 
      una piedra en que sentarme, 
      pero dadme, 
      por favor, un pedazo de pan en que sentarme, 
      pero dadme 
      en español 
      algo, en fin, de beber, de comer, de vivir, de reposarse 
      y después me iré... 
      Halló una extraña forma, está muy rota 
      y sucia mi camisa 
      y ya no tengo nada, esto es horrendo. 



      Entre el dolor y el placer

      Entre el dolor y el placer median tres criaturas, de las cuales la una mira a un muro, la segunda usa de ánimo triste y la tercera avanza de puntillas; pero, entre tú y yo, sólo existen segundas criaturas.  

      Apoyándose en mi frente, el día conviene en que, de veras, hay mucho de exacto en el espacio; pero, si la dicha, que, al fin, tiene un tamaño, principia, ¡ay! por mi boca, ¿Quién me preguntará por mi palabra?  

      Al sentido instantáneo de la eternidad corresponde este encuentro investido de hilo negro, pero a tu despedida temporal, tan sólo corresponde lo inmutable, tu criatura, el alma, mi palabra. 






Ver más Editorial Artnovela Librería Artnovela Cuentos y relatos Artículos y monografías Biblioteca Comunidad






Ver más Editorial Artnovela Librería Artnovela Cuentos y relatos Artículos y monografías Biblioteca Comunidad



Artnovela ediciones: programa de Intercambio de banners con páginas culturales