Artnovela Ediciones: Cómo publicar un libro

Publicite en
Artnovela



Abstract paintings
Oil paintings
Pastel paintings
Portrait paintings
Original paintings
Bogart paintings
Apple paintings



Mi cuenta

 Ingresar
a su cuenta


Hola Invitado
Usuario

Contraseña



. Regístrese Gratis
. ¿Perdió su clave?



LLÁMENOS

Call Center
Internacional


Para conocer nuestros teléfonos en Estados Unidos, España y América del Sur visiteeste enlace





Total Hits
Hemos recibido
30902913
impresiones desde FEBRERO 2002

INTERCAMBIO




Añada su banner


Librería Temática

Autores destacados de hoy


Gadamer

Cualquier libro de este autor es una obra maestra. Consultar bibliografía disponible.
.............................

Buscar
otro autor






Revistas de literatura

Alemán

. Wespennest
. Titel Magazine
. Spiegel
. Podium
. Neue Sirene
. Lettre International
. Dulzinea
. Dichtung-digital
. Das Literatur-Café
. Bluentenleser.

Español

. Revista de Occidente
. Litoral
. Leer
. Insula
. Espéculo
. ARCE

Francés

. Poétique
. Magazine Littéraire

Inglés

. Threepenny Review
. Poets & Writers
. Paris Review
. New Yorker
. New York Review
. Lurch Magazine.
. Granta
. Columbia Review
. Boston Review
. American Poetry


EDITORIAL

NUESTRAS COLECCIONES

Conozca nuestro
proyecto editorial

AUTORES y AGENTES

Proponer originales
o capreta de autor

ARTE & PARTE
Narradores, poetas, ensayistas.

¿Cómo publico mi libro?

OBTENER MÁS
INFORMACIÓN


Descargue desde aquí un archivo con toda la información para publicar su libro en Artnovela.



BOLSA DE TRABAJO

Dirigida a profesionales con experiencia en diseño, ilustración, edición de contenidos, corrección de estilo y de pruebas, traducción literaria, etcétera.

Envíe aquí su curriculum y remuneración pretendida.


SERVICIOS

. Publicar mi libro
. Edición: cotizaciones
. Taller literario
. Corrección de textos
. Informe literiario
. Boletín semanal
. Postales animadas
. Internet gratis

. FORO


LIBRERÍA
. Libros disponibles
. Búsquedas
. Bolsa de compras
. Formas de pago


Nuestra librería realiza envíos al exterior, Capital Federal e interior de la República Argentina.


PROGRAMA D1: EDICIóN EN PAPEL Y FORMATO ELECTRóNICO. TIRADA DE 300 EJEMPLARES IMPRESOS PARA EL AUTOR


CONTENIDOS

. Monografías
. Reseñas
. Comunidad


BIBLIOTECA

. Ingresar
. Búsquedas
. Ver catálogo
. Herramientas


WEBMASTERS

. Enlaces
. Banners
. Afiliados




Ponga su anuncio aquí

 | Publicar Gratis |  |  |  Ayuda al cliente  |  MI CUENTA |  Ver carrito  |

 



¿Ya leyó el libro
Pecados imperdonables? Contenido: Pecados imperdonables es una obra que narra de forma trágica el afán de Rafaela por encontrar paz y consuelo y, sobre todo, por hallar su origen verdadero. Esta búsqueda transcurre en el camino de la [...LEER MÁS / COMPRAR ]
Talleres
No estás autentificado

< Último hilo   Nuevo mensaje  Responder
Autor: Asunto: RELATO

Newbie





Envíos: 1
Registrado: 27/7/2017
Status: Desconectado

  publicado el 28/8/2017 en 21:41
EL TIEMPO ES ORO

Oyes, como ayer, los pájaros trinar y revolotear en los nidos de la higuera. Es música primitiva en tus oidos, hoy heridos por claxones y ruidos citadinos. Tu mirada perdida en otros tiempos vaga por senderos ya desconocidos aunque no olvidados y ves la primavera posarse en árboles y enredaderas, parir flores por doquier como madre prolífica y esas flores convertirse en frutos tan jugosos que se te hace agua la boca de tan solo pensarlos. Eran más dulces entonces, o es que lo agridulce de la adultez trastorna paladares y sabores? Sigues sentado en el recuerdo. Le has pedido permiso a tus afanes para solazarte en los veranos recorridos a pié, camino de la escuela. Para mojarte en los chubascos repentinos que te sorprendían a mitad del trayecto porque un ave de pico largo, muy largo, picoteó una nube que empezó a llorar la lluvia. Así de rica era tu imaginación de 7 años. Sonríes con sonrisa que se ha quedado por mitad porque el segundo de felicidad vivida ahora, en este instante, es muy corto. Ha sido un chispazo que ha viajado a la velocidad de la luz. Pero insistes en hacer memoria porque te has tomado un tiempo que no te pertenece para dedicarlo a tus recuerdos de una infancia rural, rudimentaria y dichosa, allá por los años en los que la vida se detenía en los otoños para regalarte un vientecillo alentador y precursor de fríos, unas tardecitas de oro bruñido que se refrescaban a la sombra en la quietud del campo. Te miras las manos y respiras profundo, te llega hondo el olor a asfalto y a ternura. Todo junto. El hoy y el ayer. El hoy que te apresura, el ayer que te hace sentir el niño que fuiste en la comarca que te mostró la vida al natural. Estás detenido ahí, frente a tus años primeros, mientras deslíes las remembranzas, una a una, cuidando de no perder ninguna porque EL PASADO ES ORO Y CUESTA TANTO! Descubres con sorpresa infantil que tus manos son pájaros acompañándote a la escuela. Vuelan contigo como tu vuelas la distancia que te separa de ella. Su afán es hacer el nido que cobijará los pichones. Tu eres apenas un niño que no conoce de afanes. Vas como los otros niños del lugar, a recibir las clases, pateando los guijarros al sol, a riesgo de cubrir de más polvo tus zapatos que deben llegar algo menos que lustrosos al plantel; arrancando las florecillas que adornan la vera del camino, engalanadas de aromas y colores como para ir de fiesta; probando goloso la fruta al alcance de la piedra que lanzas certeramente, y que cae a tus pies con una dulce rasgadura que supura placer. El río...Oh! El río...!! Todavía te bañas en su recuerdo! Y sientes en tu boca la frescura de sus aguas cuando saciabas la sed producto de alguna carrera loca detrás de la pequeña serpiente que sigilosa cruzaba el sendero de repente. Todos corrían detrás de ella que se internaba asustada entre las piedras y arbustos, huyendo de la tropilla. Al fín llegabas a la escuela al lado de la ermita. Un caserón que hablaba sin parar con voz de sabio. Que se sabía todas las letras y todos los números inventados y por inventar y los repetía con un eco de eternidad que iba a morir en sus paredes.Con la maestra de tus recuerdos formando un todo con el caserón y el eco, en la única aula existente que alojaba a los alumnos inscritos en su libreta de pasar lista y revisión. Ella, la maestra de tus recuerdos, era cálida y tenía los ojos más perdidos en lontananza que hayas visto jamás, como si persiguiera algún vuelo indescifrable de gaviota por espacios universales que jamás recorrería. Era, además, recta y dedicada. Tus ojos infantiles la veían atravesar la vida, transparente como el rayo de luz que atraviesa los cristales, poderosa porque era dueña y señora del abecedario, de la suma y resta, de la regla para poner el orden, de ese globo terráqueo que reposaba cansado de tantos mares y territorios en su escritorio, sabia porque todo lo que aprendías allí era enseñado por ella que a lomos de "El Quijote" viajó muchas veces con el ingenioso hidalgo por algún lugar de La Mancha y otros muchos lugares de su imaginación. Por segundos se ausentaba del presente y ahora entiendes que un sueño del futuro le cabalgaba por dentro, y quién sabe si lo llegaría a realizar. Te ves saludando la bandera símbolo de la Patria, antes de entrar al plantel. Pero aún no tienes muy claro lo que es Patria. Te ves entrando al aula junto a tus compañeros. Ocupas la mesita compartida con tres alumnos más y se escucha una oración para empezar con bien, que se remonta por los aires en un coro de rezos, como papel de música sacra alzado del suelo por la fuerza e ingenuidad de las jóvenes gargantas. Eres allí, en un punto recóndito de tu nación, uno de los tantos que componen lo que es Patria y que aún no tienen muy claro lo que es. Es verano. El aula se torna calurosa, rezuman las paredes blanqueadas con cal, todo el sopor de los días estivales. La maestra les invita a salir afuera. A sentarse al pié de la frondosa higuera y a su sombra, alimentarlos con el pan de la enseñanza y paliar el calor. Entonces el alfabeto, la tabla de multiplicar, la tiza, el borrador, la pizarra, pasan a ser parte del paisaje como si el saber se confundiera con la savia bruta que corre silenciosa por raíces, troncos, ramas y hojas de árboles y arbustos del entorno. Era tan placentero estar debajo de los nidos, con las aves revoltosas robándoles la atención, sacándoles de concentración, para enojo de la maestra de tus recuerdos, que les prometía castigos a largo plazo por no atender a la clase y luego olvidaba o los dejaba pasar porque en el fondo ella también se llenaba de trinos y aleteos. En todo ese recorrido de tu memoria por tus años felices no te había ganado la nostalgia. Sólo aquel amago de sonrisa que se dibujó en tu rostro fué señal apenas visible de que la añoranza rondaba por ahí. Es ahora, cuando piensas en el largo trecho entre tu infancia y tu hoy, un trecho más largo, mucho más, que el que debías recorrer todos los días desde tu hogar a la escuela y desde la escuela a tu hogar, que sientes pasearse la melancolía en mangas de camisa por la estancia, ocupando la sala, los rincones, colmando tu confortable habitat de la ciudad. Se ha apoderado de tí, dueña y señora, y toma por asalto tu interior, se posa en el vino licoroso que apuras sin catar, llena tus adentros sin dejar un resquicio, un lugar para tí mismo, nublando tus ojos que miran sin ver el pasado dichoso. "No es el vino" -te dices- "es la nostalgia que ha llegado de improviso...". Te sirves otra copa, enciendes un cigarrillo y te cruza el pensamiento la frase que oiste por ahí y que fué causa de tu hilaridad: "el cigarrillo es un tubito con un tonto pegado atrás". Te hace gracia la frase de marras y celebras nuevamente el ingenio y la inventiva de la gente. Pero aplastas el cigarrillo en el cenicero como siguiendo una órden manada de quién sabe donde y con los ojos cerrados sigues viajando sin escala, por los recuerdos gratos que sin anunciarse te visitan hoy. Te ves niño otra vez. Te entusiasman las Ciencias Naturales porque todos se lanzarán campo abierto a buscar hojas, flores, frutos y raíces para conocer formas, estilos y texturas. Hojas lanceoladas, aserradas, acorazonadas, brillantes, opacas, carnosas, como suave terciopelo, rugosas, espinosas, verdes reventando de clorofila o ya amarillando y mustias...y las flores, a las que debes desvirgar para conocer como y porqué brota de ellas el fruto invitador, presumiendo sus corolas de colores y perfumes, exhibiendo sin pudor tanta belleza, sencillas o de dobles pétalos, humildes en apariencia y exquisitas. Es toda una excursión por la floresta cercana en la que vas con mariposas que dibujan mil piruetas en el aire, excitadas y ansiosas por posarse en cualquier parte. Recuerdas que te gustaba pensar que podían irse lejos con sus alas y remontarse a las nubes, volver a las flores, volver al espacio y perderse de vista y aparecer de nuevo sin cansarse jamás y sin pedir permiso. Libres como eran de volar hacia donde quisieran. También alguna vez te acompañaron abejas, jilgueros exhibiendo su galanura, gorriones y aquella fauna de la espesura que canta mientras trabaja. Recuerdas con fruición que todo era un asombro para tí en aquellas tus edades tempranas y el cambio de estación era una fiesta. Te complacía la nívea apariencia de las cosas cuando llegaba el invierno, aunque se hacía más lento remontar el trillo. El viento frío ponía, como el calor, rubores en tu cara, y también en esa época de heladas mañanas, seguías siendo felíz. Pero la vida no era solo estaciones caminando contigo hacia el futuro y brindándote sin mezquindad sus goces en aquella comarca donde viste por primera vez la luz, donde corriste tras el caballo alazán, la oveja descarriada, el cabrito triscon. También existía la Ciudad. La Ciudad...! "Antro" de niños perversos que a tu paso cuando la visitabas de la mano de tu padre, se burlaban llamándote "paleto!" "paleto..!" porque en tu mirada abierta y sorprendida traías un candil, porque en tu carita arrebolada se dibujaban pinadas y sosiegos, porque tu olor era a hierba fresca recién cortada y a rocío. Experimentabas entonces la sensación desagradable de estar en un lugar que no era el tuyo, algo que te faltaba o te sobraba ponía a aquellos infantes citadinos a años luz de tí y de algún posible afecto de tu parte. También, chicos y grandes te consideraban pobre por el simple hecho de no ser de ciudad.Pobre tú! Dueño del verde y el azul, del dorado de las espigas maduras y el murmullo del corral.Que tenías un río que susurraba cariños y te invitaba a meter los pies cansados y prisioneros de los zapatos escolares. Que la leche y el pan se sentaban a tu mesa abundantemente, fresquita la leche recién ofrendada, tibio el pan recién sacado del horno. Era en aquellas incursiones por "tierras extrañas" cuando añorabas estar donde todos eran iguales de felices y de agrarios. Haces un alto en el camino del pasado para reconocer que hoy como ayer, eres un extraño en la ciudad. Vacía de todo lo que llenó tu infancia. La navidad, las vacaciones, la pascua florida, los domingos, los días de fiesta, las visitas a la abuela, marcaban en tu calendario alegrías y regocijos de ropa nueva, paseos, reuniones entrañables que ya dejaron de ser. El tiempo ya no se detiene lento en la puerta de tu casa sin querer pasar como cuando eras pequeño, ahora pasa corriendo velozmente y te empuja y te lleva de encuentro y no te perdona que estés ahí, ocupando un lugar en el espacio Has dejado tu lar para hacer otros caminos. Has sembrado amores y cosechado desamores tantas veces! Hace mucho ya que libas el nectar amargo de la adultez y aún no te envenenas del todo, porque en el corazón del niño que llevas dentro quedaron aromas y rumores para librarte de todo mal. Estás a buen resguardo de los vientos huracanados que de hombre te hacen tambalear a riesgo de caer. En el fondo de tí hay un niño campesino y felíz que se aromatizaba de menta y de romero, una luz en las mañanas tibias con olor a manzana y agualluvia, un lindero preciso marcado por almendros en flor y por un tiempo sin reloj ni prisas donde termina el mundo conocido y empieza el otro. El ignoto que debes recorrer sin tus almendros en flor... y un recuerdo repujado en la memoria tejido en el parral y el olivar, que guardas con celo para tí. Hace frío. Se ha empañado el cristal de la ventana y hay neblina en tu mirada. Te has dormido y has soñado.... restriegas tus ojos y te das cuenta que has perdido un tiempo precioso. EL TIEMPO ES ORO Y CUESTA TANTO! Te levantas del sofá con la contrariedad marcando tu frente y un pasado agónico que huye de tí, despavorido. Inconforme, desapacible, rígido y tan real como ese mismo tiempo que perdiste, sales a enfrentar la realidad…el tiempo es oro… no te perdonas haber soñado tanto.

FIN

 
Reply With Quote
Nuevo mensaje    Responder


Por favor, lea nuestros Términos y Condiciones. Muchas gracias.
¿Ya leyó el libro La vida fácil, no es tan fácil? Contenido: En ciertas oportunidades la vida nos pone en situaciones verdaderamente despiadadas, crueles y sin límites. Esta obra expone, en forma descarnada y sin tapujos, una realidad (la prostitución) que aquí se trata con el aporte de interesantes conceptos y giros novedosos de claro contenido edificador. Se develan así algunas de las más sórdidas y comprometidas situaciones que un ser humano pueda sostener: experiencias escalofriantes son absorbidas noche a noche por mujeres que, tal vez, deseen de man [ ...LEER MÁS / COMPRAR ]

Ver más libros y servicios:


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Artnovela presenta: LITERATURA EN ESPAÑOL. Títulos y autores escogidos en los géneros:
ensayos, relatos, poemas, ciencias humanas, ficción, literatura para niños y otros.




Artnovela Ediciones SRL es una empresa dedicada a prestar servicios editoriales a autores de habla hispana en todo el mundo. Información comercial: La sociedad está radicada y constituída en la República Argntina, ciudad de Buenos Aires, con inscripción en el Registro General de Justicia Nº 5803, libro 24, tomo - de SRL. Información fiscal: Responsable inscripto en ganancias. CUIT: 30-70978053-7. IVA exento. Si desea más información, visite nuestra sección de preguntas frecuentes.



NOTA :   Servicios de edición. Pasos para publicar un libro. Información completa de nuestros servicios de edición. Distribución a pedido o bajo demanda. Cronogramas de edición. Cómo publicar novelas, tesis, libros de relatos, poemas, ensayos académicos o de divulgación, literatura para jóvenes y niños. Temas: filosofía, historia, psicología y otras ciencias humanas. Derechos de autor y registro ISBN Estos temas reflejan las preguntas frecuentes a la hora de editar un libro. Público en general, escritores, periodistas, redactores, docentes y miembros de la comunidad científica que, hoy por hoy, evalúan las oportunidades que la industria editorial ofrece a nuevos autores de habla hispana necesitan respuestas a estas cuestiones. La comercialización del libro, el mercado editorial, la distribución y la conquista del público lector no son murallas infranqueables para un escritor; pero la industria ha cambiado, y con ella los actores sociales implicados; tampoco la literatura ha permanecido indemne... [ MÁS ]