Artnovela Ediciones: Cómo publicar un libro

Publicite en
Artnovela



Abstract paintings
Oil paintings
Pastel paintings
Portrait paintings
Original paintings
Bogart paintings
Apple paintings



Mi cuenta

 Ingresar
a su cuenta


Hola Invitado
Usuario

Contraseña



. Regístrese Gratis
. ¿Perdió su clave?



LLÁMENOS

Call Center
Internacional


Para conocer nuestros teléfonos en Estados Unidos, España y América del Sur visiteeste enlace





Total Hits
Hemos recibido
30911285
impresiones desde FEBRERO 2002

INTERCAMBIO




Añada su banner


Librería Temática

Autores destacados de hoy


Deleuze

Cualquier libro de este autor es una obra maestra. Consultar bibliografía disponible.
.............................

Buscar
otro autor






Revistas de literatura

Alemán

. Wespennest
. Titel Magazine
. Spiegel
. Podium
. Neue Sirene
. Lettre International
. Dulzinea
. Dichtung-digital
. Das Literatur-Café
. Bluentenleser.

Español

. Revista de Occidente
. Litoral
. Leer
. Insula
. Espéculo
. ARCE

Francés

. Poétique
. Magazine Littéraire

Inglés

. Threepenny Review
. Poets & Writers
. Paris Review
. New Yorker
. New York Review
. Lurch Magazine.
. Granta
. Columbia Review
. Boston Review
. American Poetry


EDITORIAL

NUESTRAS COLECCIONES

Conozca nuestro
proyecto editorial

AUTORES y AGENTES

Proponer originales
o capreta de autor

ARTE & PARTE
Narradores, poetas, ensayistas.

¿Cómo publico mi libro?

OBTENER MÁS
INFORMACIÓN


Descargue desde aquí un archivo con toda la información para publicar su libro en Artnovela.



BOLSA DE TRABAJO

Dirigida a profesionales con experiencia en diseño, ilustración, edición de contenidos, corrección de estilo y de pruebas, traducción literaria, etcétera.

Envíe aquí su curriculum y remuneración pretendida.


SERVICIOS

. Publicar mi libro
. Edición: cotizaciones
. Taller literario
. Corrección de textos
. Informe literiario
. Boletín semanal
. Postales animadas
. Internet gratis

. FORO


LIBRERÍA
. Libros disponibles
. Búsquedas
. Bolsa de compras
. Formas de pago


Nuestra librería realiza envíos al exterior, Capital Federal e interior de la República Argentina.


PROGRAMA C1: EDICIóN EN PAPEL Y FORMATO ELECTRóNICO. 20 EJEMPLARES IMPRESOS PARA EL AUTOR


CONTENIDOS

. Monografías
. Reseñas
. Comunidad


BIBLIOTECA

. Ingresar
. Búsquedas
. Ver catálogo
. Herramientas


WEBMASTERS

. Enlaces
. Banners
. Afiliados




Ponga su anuncio aquí

 | Publicar Gratis |  |  |  Ayuda al cliente  |  MI CUENTA |  Ver carrito  |

 



¿Ya leyó el libro
Por donde los dragones vuelan? Contenido: Una terrible enfermedad, que se manifiesta a través de una extraña mancha en el corazón, acabará con la vida de Miguel en un año. El muchacho, contrariado por la noticia, pero con gran valor, toma la [...LEER MÁS / COMPRAR ]

Ser y parecer: la ceguera de la razón
Ensayo sobre la ceguera de Saramago

por Mónica Cánepa

página(s) : 2/2

En efecto es Tiresias, el adivino ciego, el único que realmente ve todo lo que ocurre, él conoce y sabe el porqué del presente y lo que ocurrirá. No obstante en el tremendo agonoV que mantiene con Edipo es cuando primero con doble lenguaje y luego abiertamente dirá la verdad que en ese momento nadie cree. La mujer del médico, suerte de contraparte de Tiresias, es la única que ve (“Eso significa que ha visto todo lo que ha pasado, Vi lo que vi, no tuve más remedio [...]”), pero a diferencia del adivino, ella no comprende. Su accionar no está dirigido como el de Edipo a buscar una causa, sino a sobrevivir en medio de la peste “estamos ya muertos, estamos ciegos porque estamos muertos, o, si prefieres que te lo diga de otra manera, estamos muertos porque estamos ciegos, da lo mismo, Yo sigo viendo [...]”.

Esta humanidad es la que está sumergida en la “blanca oscuridad” que los cegó así como a Edipo la luz de la verdad que no pudo resistir, el choque entre “el Edipo que hace y el Edipo que ve” , lleva a la aniquilación del primero y da paso al Edipo contemplativo, el que, ya ciego, ve cómo toda su vida lo llevó hacia aquello de lo que quiso escapar. “Probablemente sólo en un mundo de ciegos serán las cosas lo que realmente son”, nos lleva a reflexionar Saramago.

A propósito de estas reflexiones, son jirones de filosofía que se encuentran entretejidos en la trama del ensayo, sea en boca de algún personaje o hechas por el propio autor (en cuyo caso nos encontramos en presencia de un narrador que podríamos llamar “intruso” por sus constantes intervenciones). Su modo de narrar los hechos no es el sofócleo sino Saramago sigue más bien a Brecth quien califica su propia actitud de “no aristotélica ” puesto que en lugar de la catarsis de la “eliminación de los afectos, no por narración, sino por vía de misericordia y terror” para “luego experimentar alivio mezclado de placer” se provoca en el lector una reflexión simultánea a la lectura. Brecht propone la teoría del “Verfremdung” (distanciación, alejamiento): así la obra debe quedar como una totalidad de significado con valor por sí mismo, y quien lo lee debería conservar la propia libertad de juicio (esto siguiendo a Brecht), debería permanecer completamente “ajeno” al contenido emocional. Debe ser algo extraño, distante ante lo que el lector se sienta libre, en otras palabras: la reacción del lector no debe estar coaccionada desde la obra .

La epidemia que se abate sobre la humanidad de Saramago, es eco de aquellas pestes simbólicas que para las mentes primitivas eran el aspecto material del pecado social, antes de que la concepción judeocristiana de pecado cargara este concepto de sentido moral. La peste de Tebas es sólo el aspecto físico del miasma, la mancha, que contamina la ciudad. No obstante la racionalidad del doctor, al principio de la plaga, aclara “En una epidemia no hay culpables, sólo hay víctimas”, claro que las posteriores reflexiones del autor nos harán seguir diversos derroteros, ya no se buscará un culpable (como hacía Edipo, policía y criminal a la vez), sino (tal vez) la culpa: el miedo (“El miedo ciega [...] ya éramos ciegos en el momento en que perdimos la vista, el miedo nos cegó, el miedo nos mantendrá ciegos”); la discordia (“luchar fue siempre, más o menos, una forma de ceguera”); la desesperanza (“aquí nadie puede salvarse, la ceguera también es esto, vivir en un mundo donde se ha acabado la esperanza.”); la razón (estos hombres y mujeres ciegos son los que “se diluyen en la luz que los rodea, es la luz lo que no los deja ver.”, como Edipo “ ya tienen una luz dentro de las cabezas, tan fuerte que los había cegado.”). Hasta la reflexión de la mujer del médico, “[...] “limpiar un poco esta suciedad insoportable del alma. Del cuerpo, dijo, como para corregir el metafísico pensamiento, después añadió, Es igual. “. En este punto se toma conciencia de la confluencia de la suciedad física y la “mancha” (la peste) moral. La ceguera, pues no es sólo física “Algunos de estos ciegos no lo son sólo de los ojos, también lo son del entendimiento”; “A la vista de los sitios conocidos [...] inconscientemente había creído [..] que sus vecinos estarían ciegos de los ojos pero no del entendimiento, Qué estupidez la mía, [...]”

La culpa trágica (amartia) no es la culpa moral ,. el crimen de Edipo es moralmente poco delictuoso y no obstante socialmente imperdonable , tanto como lo es el ser vidente en un mundo ciego “Por primera vez desde que entraron allí, la mujer del médico se sintió como si estuviera detrás de un microscopio observando el comportamiento de unos seres que ni siquiera podían sospechar su presencia, y esto le pareció súbitamente indigno, obsceno, No tengo derecho a mirar si los otros no me pueden mirar a mí, pensó.” Avanzado ya el relato, el médico le dirá “Lo que no quiero es que empieces a cargarte tú misma con culpas imaginarias”. Pero ya es tarde: otro es el tipo de ceguera (culpa) que la afecta “Quizás sea la más ciega de todos, maté y volveré a matar si es necesario” “Alguien tenía que hacerlo y no había nadie más, [...] Volverás a matar, Si, si es preciso, de esa ceguera ya nunca me libraré.”

Sofocles tomando por héroes no a los culpables sino a las víctimas resalta no la justicia sino la crueldad de la vida. Los dioses sofócleos son indiferentes a la moralidad no intervienen sino cuando se sienten heridos en sus derechos. El dios de Saramago se ha desentendido de sus creaturas “Los miró con los ojos anegados en lágrimas, allí estaban, dependían de ella [...] no se le ocurrió que afuera estaban todos ciegos y vivían.” El cuadro terrible de la iglesia queda abierto a las más variadas interpretaciones ¿Dios también se volvió ciego?, ¿Acaso el rencor hacia un Dios que no vió el sufrimiento de sus creaturas hizo que alguna de ellas se vengara cegándolo? ¿Será tal vez el supremo abandono, cuando ya al individuo no le queda más por perder, despojado ya hasta de su condición de humano? Si el ojo de Dios ya no ve, sólo hay un ojo que aún puede ver, y ha visto hasta el hartazgo: “Sólo Dios nos ve [...], Ni siquiera él, el cielo está cubierto, sólo yo puedo verlas”; “sólo tú me puedes ver, y, además, no olvido que me viste peor que desnuda”. La ausencia del Dios bíblico, la sustitución que de él se hace resultan de una extrema crudeza.

Así como el teatro griego usaba de máscaras, Saramago no se priva de ellas: la ceguera misma es la máscara que desenmascara, es un medio para que el sujeto, protegido por la anonimia, rompa con las jerarquías establecidas, con las distancias entre los hombres, en contacto libre y familiar con lo que es prohibido y extraño: El médico que se pone los pantalones “no tenía importancia, nadie podía verlo”; con respecto al uso de las letrinas “No tiene importancia, nadie me ve, y no iban más allá”, el ladrón de guardia que se duerme “No tiene importancia, nadie me ve.” La máscara, el “nadie me ve” es lo que permite la emergencia del verdadero yo: el yo que se es en realidad.

Ya sobre el final, el autor explicita su pensamiento: “se suele decir incluso que no hay cegueras sino ciegos, cuando la experiencia de los días pasados no ha hecho más que decirnos que no hay ciegos, sino cegueras.” Y más contundemente “Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, Ciegos que ven, Ciegos que, viendo, no ven”. En una palabra: el Edipo que se nos presenta cuando en el comienzo de la tragedia el Coro lo ensalza y le pide ayuda, el Edipo que, al filo del la ubriV, padecerá las consecuencias de aquello que ya estaba definitivamente consumado.

Bibliografía

-ADORNO, Theodor W. Notas de literatura, “El ensayo como forma”, Barcelona, Ariel.
- BONNET, G., “Le destin et le dieux”.
-E.J.M., “”El ensayo según Murena”, La Nación, 29 jul. 1962.
- VERNANT, Ambiguità e rovesciamento. “Sulla struttura enigmatica dell’Edipo re”.







Página Anterior Página Anterior (1/2)



Publicado en: 2003-11-25 (21849 Lecturas)






[ Volver Atrás ]






Content ©
¿Ya leyó el libro Condición docente, La? Contenido: La docencia constituye uno de los oficios más antiguos y relevantes de las sociedades modernas; tiende a crecer con el aumento permanente de la escolarización y cada día se vuelve más diversificado y complejo. Por lo tanto, su significado y función social han ido variando al compás de las grandes transformaciones que caracterizaron el desarrollo de cada sociedad nacional. [ ...LEER MÁS / COMPRAR ]

Ver más libros y servicios:


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Artnovela presenta: LITERATURA EN ESPAÑOL. Títulos y autores escogidos en los géneros:
ensayos, relatos, poemas, ciencias humanas, ficción, literatura para niños y otros.




Artnovela Ediciones SRL es una empresa dedicada a prestar servicios editoriales a autores de habla hispana en todo el mundo. Información comercial: La sociedad está radicada y constituída en la República Argntina, ciudad de Buenos Aires, con inscripción en el Registro General de Justicia Nº 5803, libro 24, tomo - de SRL. Información fiscal: Responsable inscripto en ganancias. CUIT: 30-70978053-7. IVA exento. Si desea más información, visite nuestra sección de preguntas frecuentes.



NOTA :   Servicios de edición. Pasos para publicar un libro. Información completa de nuestros servicios de edición. Distribución a pedido o bajo demanda. Cronogramas de edición. Cómo publicar novelas, tesis, libros de relatos, poemas, ensayos académicos o de divulgación, literatura para jóvenes y niños. Temas: filosofía, historia, psicología y otras ciencias humanas. Derechos de autor y registro ISBN Estos temas reflejan las preguntas frecuentes a la hora de editar un libro. Público en general, escritores, periodistas, redactores, docentes y miembros de la comunidad científica que, hoy por hoy, evalúan las oportunidades que la industria editorial ofrece a nuevos autores de habla hispana necesitan respuestas a estas cuestiones. La comercialización del libro, el mercado editorial, la distribución y la conquista del público lector no son murallas infranqueables para un escritor; pero la industria ha cambiado, y con ella los actores sociales implicados; tampoco la literatura ha permanecido indemne... [ MÁS ]